Sivananda Vanadurga Ashram Santuario de Yoga

Puedes consignar el valor que desees donar en la cuenta de ahorros Bancolombia N° 850-815926-46 a nombre de la FUNDACION ATMAN YOGA CENTRO SIVANANDA AFILIADO, bajo el título “Donación Fundraising Vanadurga” y enviar copia del recibo al correo vanadurgaashram@gmail.com con tu nombre y número de celular para hacer la verificación.

O haz tu donación directamente aquí con diferentes opciones de pago.

¡Gracias por tu apoyo!

Sobre este Proyecto

OM ¡Hola! Somos Nirmala - Cristina y Satyadev - Volker de Atman Yoga, una fundación sin ánimo de lucro, afiliada a la organización Sivananda. Somos un grupo de aproximadamente 40 yoguis que dedican su vida a promover paz y sanación para el planeta, comprometidos con la difusión de las enseñanzas del Yoga y la Meditación en Medellín, Colombia. Creamos esta campaña porque necesitamos apoyo financiero para finalizar la construcción de un Ashram de Yoga en San Rafael, Antioquia, el primer Ashram de la tradición Sivananda en Suramérica ¿Quieres saber cómo ayudar y por qué? Aquí toda la historia…

¿Qué es Sivananda Vanadurga Ashram?

 

Vanadurga literalmente quiere decir: La Madre Universal que protege el bosque. Y Ashram es un lugar sagrado para la práctica de Yoga y Meditación. Sivananda Vanadurga Ashram Santuario de Yoga esta siendo construído en uno de los lugares de Antioquia que más se afectaron por el conflicto armado colombiano. Este territorio, localizado entre los municipios de San Rafael y San Carlos (a tres horas de Medellín y dos del aeropuerto internacional), hasta al que hace poco era impensable ir, es ahora un lugar de paz con una comunidad resiliente, que está reconstruyéndose después de sufrir la guerra. Es, además, un paraíso natural rico en biodiversidad pero sobre el que se posa la amenaza de la minería, la deforestación y la contaminación del agua. Estamos facilitando un proyecto sostenible que apunta a la sanación integral de la comunidad, a conservar la riqueza natural, y a que las personas de cualquier lugar del mundo vengan a transformarse.

Sivananda Vandurga Ashram Santuario de Yoga, se concibe como un lugar para la práctica seria y profunda de Yoga y meditación, un espacio para la filosofía, enseñanza y seclusión. Lo estamos construyendo bajo los principios de Feng Shui y Vastu (Arquitectura Sagrada) y permacultura. Lo visualizamos como un centro de sanación holístico para todas las personas del mundo.

 
 

Los tres pilares que estamos planeando para el Ashram son:

La práctica y difusión del yoga y la meditación
La ecología védica con principios de permacultura
La salud según el Ayurveda

 
La paz, el amor cósmico, la educación, la cultura y la salud del cuerpo y la mente son nuestros objetivos. También se incentivarán experiencias en agricultura orgánica, cocina vegetariana, retiros de yoga, meditación, filosofía, ayurveda, cursos para la comunidad local, fines de semana de bienestar, clases de yoga, cursos para niños, y formación de profesores. Habrá un jardín orgánico con frutas y verduras para servir en el menú. Además oportunidad de hacerse parte activa de este proyecto por medio del Karma Yoga (servicio de voluntariado).

Místicos y personas intuitivas confirman que este lugar es sagrado y ha sido a través de la historia un espacio de prácticas espirituales. Swamis, sacerdotes y maestros de nuestra tradición han testificado que la energía de Vanadurga (Madre Divina) se siente tangiblemente en el lugar. Cualquiera que haya estado en el lugar sabe que es mucho más que una estructura. Este es un espacio para que la gente explore sus dones y desarrolle su máximo potencial.

¿Por qué es relevante este proyecto?


Podrías imaginarte… ¿Qué pasaría si pudiéramos crear un espacio donde se mejorara la calidad de vida de quienes allí se encuentran y de la comunidad que lo rodea; un lugar que le permitiera al que llegue y al que habita estar inspirado?

Los habitantes de esta zona de Colombia se vieron afectados por más de 60 años de violencia implacable. El enfrentamiento de grupos armados hizo sufrir a la población y forzó a que más de la mitad se desplazara. Aunque la violencia en este lugar se hizo cotidiana, ya no es un espacio de miedo. La comunidad tiene esperanza. En este momento histórico de Colombia, por el proceso de paz que vivimos, el proyecto del Ashram se presenta como un proyecto único y vital para reestablecer valores y reconstruir un tejido social más puro y amoroso, en uno de los lugares en el mundo donde más se necesita.
Además, este Santuario de Yoga es un sitio especial y auspicioso por estar rodeado por una extraordinaria belleza natural con bosques y ríos sagrados que queremos preservar. Por ubicarse entre un delta de ríos cristalinos y sagrados, y estar atravesado por dos quebradas místicas cuyos nacimientos están dentro del terreno, la llamamos también la “Tierra Prometida”.
Con aproximadamente 70 hectáreas de bosques nativos , intervenimos únicamente 2 con una construcción ecológica y sagrada y cuidamos las demás protegiendo los bosques, los ríos y el entorno . En algunas áreas donde todavía hay potreros, vamos a reforestar para cuidar el agua, especialmente en zonas vitales como los filos de montaña donde se forman los nacimientos. El Ashram hará parte de una red de reservas naturales locales para conservar la gran biodiversidad de la región y expandir la consciencia de cambio a través del Yoga, donde en total se están protegiendo más de 300 hectáreas de tierra en una de las zonas más valiosas para el planeta.
 
Este proyecto es de TODOS. El Universo quiere que el proyecto se manifieste y nosotros solo somos los instrumentos para lograrlo. Sentimos el apoyo y la presencia divina en cada momento. Nuestros maestros nos bendicen con luz y claridad para llevarlo a cabo. Estamos metiendo nuestro corazón entero y todo que tenemos en este proyecto. Hemos avanzado mucho, pero para terminar de construirlo necesitamos tu apoyo.
 
 

¿Cómo empezó todo?

 

Llevamos doce años ofreciendo clases de yoga, cursos y talleres en nuestros dos centros principales y en lugares públicos de la ciudad, con nuestra filosofía de Aporte Voluntario. Hemos crecido y aprendido. ¡Seguimos aprendiendo! Ahora sentimos que estamos listos para expandirnos. 
Atman Yoga nació con una visión de sembrar semillas de paz y amor en los corazones de Colombia inspirados por el espíritu de nuestros maestros Swami Sivananda y Swami Vishnudevananda, quienes enseñaban “Paz interior para la paz exterior”.

Comenzamos dando clases de yoga y meditación a amigos y familiares. Muy pronto nos dimos cuenta que era fundamental que estas prácticas llegaran al mayor número de personas posible y fueran accesibles a todos. Por ello, empezamos a dar clases de yoga masivas, enseñando en parques públicos bajo la filosofía de Aporte Voluntario, en vez de costo fijo como se hace normalmente. Un gran ejemplo de esto es el Jardín Botánico de Medellín, donde todos los domingos desde hace ocho años, hacen yoga entre 250 y 500 personas de todo el país, de todos los estratos sociales, y de todas las edades.

 

Además, cada profesor del equipo también se compromete a dar clases en lugares con reto social como cárceles, orfanatos, escuelas, ancianatos, centros para habitantes de calle o centros de rehabilitación de drogas, con el fin de procurar paz y sanación en los corazones del país y el mundo.

Eventualmente empezamos a alquilar un espacio en el barrio Laureles que hoy es nuestra sede Padmavati, y ahora contamos con una nueva sede en el Poblado llamada Sarada. También desde hace varios años hemos dado retiros de yoga, ayurveda, y pensamiento positivo y meditación, llevando nuestros alumnos a lugares especiales en Colombia.

 

¿Por qué creamos esta campaña?

 

Habíamos estado buscando tierra, por muchos años, cuando encontramos este espacio en San Rafael. Siendo conscientes del estado frágil de nuestro mundo, nos dimos cuenta de la necesidad de acción personal para ser el cambio que queremos ver. Este proyecto le apuesta a una forma de vida que se mueve en armonía con la naturaleza, no en contra. Así como la necesidad de un espacio tranquilo para facilitar las prácticas espirituales.

Estamos convencidos que el potencial del hombre es mucho más que solo “lograr el menor impacto posible”. Si nos sintonizamos con la fuente de la creación a través de la práctica espiritual podemos convertir la tierra en un paraíso. Y queremos mostrarlo en un ejemplo en vivo.


Además de movilizar recursos, sentimos que a nivel energético y espiritual este proyecto adquiere mucho más poder cuando incluye a una comunidad más global que apunta al Amor Universal. Así este proyecto divino, tendrá infinita fuerza e impacto positivo en el país y el mundo.

 


Con toda la confianza, la gratitud y el amor, te pedimos que hagas tu aporte económico!
Además puedes ayudarnos regando la voz sobre la campaña y motivando a otros a apoyarnos.