Segundo Acuerdo – Vocación
21 marzo, 2017
Satsang Narada Bhakti Sutras – Satyabhama
21 marzo, 2017

Me hago responsable de mi salud, mi bienestar y mi paz interior. Todos los días voy a hacer una práctica espiritual que me conduzca a la paz mental, al amor incondicional y a la conciencia de unidad. Esta práctica puede ser el yoga, la meditación, la oración o cualquier otra. Y debe ser enseñada por un maestro.
La prueba para saber si lo que estoy haciendo es una práctica espiritual, es que cuando la haga se acaben todos los conflictos y enemistades, sin que tenga que pasar algo en el exterior. Y cuando esto pasa, comprobamos a través de la experiencia que «no hay enemigos exteriores».
Gandhi decía lo siguiente al respecto: «Soy indiferente a la forma. En relación a esto, cada uno tiene su propia ley. No obstante, existen algunos caminos bien trazados y siempre es más seguro caminar por las sendas que abrieron los antiguos maestros».
La forma de contribuir activamente a la paz del mundo es encontrando este estado de paz primero individualmente. Solo podemos prender el fuego en otras personas cuando tengamos el fuego prendido dentro de nosotros mismos. Y solamente en este estado de paz tomaremos decisiones sabias y estratégicas.
El TTC (Teacher training course: profesorado de yoga de la tradición Sivananda) fue diseñado por nuestro maestro Swami Vishnudevananda con la intención de formar líderes y profesores de yoga, para que experimenten este estado de paz y enseñen a otros como lograrlo . Para más información visita www.sivananda.org
Es en la tranquilidad y la quietud de la noche que la semilla germina. Los capullos florecen en la profundidad de las horas más silenciosas. De la misma manera, es en el estado de paz y de amor que las personas evolucionan, crecen en sus distintas culturas y desarrollan civilizaciones perfectas. En la paz y la calma se facilita la evolución espiritual (Swami Sivananda).
El estado fisiológico de la paz es la relajación (Jorge Iván Arango Caro).
Que cada «SÍ» a la paz tenga el compromiso de encontrarla dentro de nosotros mismos.
No se nos otorgará la libertad externa más que en la medida exacta en que hallamos sabido, en un momento determinado, desarrollar nuestra libertad interna. Y si es cierta esta apreciación de la libertad, debemos consagrar todas nuestras energías a reformarnos interiormente. Así, la independencia caerá como una fruta madura (Gandhi).
Dado que la purificación es altamente contagiosa, la purificación de uno mismo conduce necesariamente a la purificación de lo que nos rodea (Gandhi).
Por lo tanto, realizar una práctica espiritual (y enseñarla para que muchas personas en el mundo la hagan diariamente) es el punto central de esta propuesta. Una de las maneras más directas para lograr esto es cambiar el servicio militar por un entrenamiento para lograr la paz interior y la tecnología de la no violencia. En el apéndice 4 encuentras la opinión de Gandhi al respecto.
Paralelamente a esto, es importante que se enseñe y practique yoga, meditación y otras prácticas espirituales en los colegios y universidades, parques públicos, lugares estratégicos con población vulnerable y cárceles. S
wami Sivananda dice lo siguiente al respecto:
Universidades espirituales e institutos de yoga deben abrirse por todo el mundo. Las naciones gastan una tercera parte de sus ingresos en armamento. Si un poco de estos recursos se invierte en ashrams de yoga-vedanta y entrenando profesores de yoga, habrá paz en el mundo.
“Una nación que gasta más dinero en armamento militar que en programas sociales se acerca a la muerte espiritual” (Martin Luther King).
Si les enseñamos a meditar a todos los niños de ocho años, acabaremos con la violencia en solo una generación (…). A través de la paz interior se puede conseguir la paz mundial. Aquí la responsabilidad individual es bastante clara, ya que la atmósfera de paz debe ser creada dentro de uno mismo. Entonces se podrá crear en la familia y luego en la comunidad (Dalai Lama).
Cualquier acuerdo de paz sin una base espiritual, fracasará completamente en su intento de traer paz duradera y felicidad al mundo (Swami Sivananda).
Jesús decía al respecto: «Conoced la verdad y ella os hará libres»; «El reino de los cielos está aquí y ahora dentro de vosotros».
“Un niño no es un problema, un niño es una oportunidad” Padre Gabriel Mejía (fundador de Hogares Claret)
Este padre paisa (de Medellín) rehabilita a jóvenes delincuentes y drogadictos a través de lo que él denomina la comunidad terapéutica, la meditación trascendental y la terapia del amor. Es un santo en vivo. Recomendamos ver sus videos en YouTube, que son muy inspiradores. Pero lo más importante que nos da el padre Gabriel, es una mirada más real de lo que es verdaderamente el conflicto que estamos viviendo y de sus verdaderas causas. En estas palabras, de su grandioso libro La terapia del amor, se resume muy bien su punto de vista: «La droga tiene buen gusto: atrapa siempre a los chicos más sensibles, más conectados con el alma del mundo, más tiernos y bondadosos, que huyen porque no soportan el dolor de un mundo equivocado que los golpea»” (Padre Luis Amigó).
Teniendo en cuenta que la salud es la base para alcanzar cualquier meta en la vida, me hago responsable de mi salud y bienestar. Para lograr esto, voy a dormir suficiente (teniendo en cuenta que las horas que más recuperan y regeneran son las hora que uno duerma antes de las 12 de la noche), me voy a alimentar saludablemente y voy a hacer ejercicio diariamente (el ejercicio más eficiente para la salud es el yoga).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
WhatsApp chat